No has Iniciado Sesión


Las Bioconstrucciones


El Váter Seco


Un Wáter Seco es una bioconstrucción ahorradora de agua que sirve para eliminar las excretas humanas, mediante un proceso de fermentación, que las transforma en compost, utilizable para el abonado de la tierra.

Antes de nada vamos a definir su función y a ver cómo funciona, para a partir de ahí, planificar las necesidades del proceso y la forma de construirlo.

Como su nombre indica, el Water Seco está destinado a eliminar los residuos sólidos humanos, es decir las heces, y no se pueden añadir como algunos pretenden, otros residuos de cocina o de cualquier otra procedencia, y por otra parte, como su nombre indica, en él se realizará un proceso seco, por lo que hay que empezar por separar la orina ya que dicho producto es incompatible con el proceso seco que se pretende, dado que los procesos de descomposición de estos dos productos son totalmente diferentes.

Las heces humanas contienen bacterias digestivas, pueden contener agentes patógenos y en su fermentación se producen gusanos que mueren al cabo de un año si esta se realiza correctamente. Al cabo de dicho periodo el compost resultante será un producto estéril y apto para ser aprovechado como abono.

La orina sin embargo es estéril y no tiene elementos patógenos. Su contenido en carbono, tiene una proporción de 5:1 y tiene un alto contenido de sales y amoniaco por lo que simplemente diluida con agua en una proporción próxima a 1:10 es un buen fertilizante, así, que a no ser que haya alguna infección, esta se recogerá aparte y mezclada con agua podrá usarse directamente como fertilizante en el huerto.

Una vez establecido el proceso a realizar, veamos que se necesita para que tenga lugar.

Para que se inicie la fermentación, solo se requiere, que una vez depositadas las heces, se añadan unas pequeñas cantidades de carbono y de aire y dejarlo el tiempo necesario, que como ya hemos visto, es de al menos un año. El carbono necesario se aporta en forma de serrín o de hojas secas o trocitos de papel mezclados con un poco de tierra o arena que se depositará cubriendo las heces cada vez que se utilice el wáter seco.

........Váter Seco
                                                                                     Váter Seco

Esto junto con la ventilación de la cámara, que aportará el aire que necesita el proceso, contribuirá a evitar los malos olores, y transcurrido el plazo, tendremos un buen abono para nuestras plantas.

Así que en función del número de usuarios que lo utilizarán habitualmente, hay que determinar que volumen mínimo habrá de tener la cámara receptora para que pueda cubrir las necesidades de seis meses. Una vez determinado este volumen, se dispondrán dos cámaras iguales, de forma que cuando transcurridos los seis meses de uso de la primera, se puede empezar a utilizar la segunda, y mientras pasan sus seis meses de utilización, el contenido de la primera cámara completará los doce meses de fermentación y se tendrá el compost.


---------------------------------------------------------------------------------------------------------------

  Cuando lo hayamos construido veremos las instalaciones para riego, iluminación, etc.




EhOQue   |   Página creada por - A.J.Mellado   |   Copyright © 2015